domingo, 3 de mayo de 2009

¿DINERO FACIL? NO CON 3M



3M, una empresa dedicada al comercio de cristales blindados, demostró la resistencia de su nuevo cristal de seguridad encerrando 83 millones de dólares canadienses en un espacio destinado a carteles en una parada de autobús. Algunos transeúntes, ansiosos por hacerse con el dinero, pusieron a prueba el cristal golpeándolo incluso con martillos. El vidrio soportó la presión y no se rompió.

Pero lo verdaderamente importante de esta campaña no es la acción que se llevó a cabo, sino los efectos amplificadores que produjo:
Los informativos canadienses, tanto locales como nacionales, hablaron de los intentos desesperados de conseguir el dinero. Teniendo en cuenta que sólo había 500 dólares auténticos en la vitrina y que el espacio se había alquilado únicamente para un día, la campaña resultó verdaderamente rentable.

No hay nada como tener fe en el propio producto.


Celia Valera

1 comentario: